jueves, 8 de noviembre de 2007


7 comentarios:

Anónimo dijo...

12:28 del 8-nov-2007
Duele darse cuenta de que el que miente "no se da cuenta" que no se engaña más que a si mismo. Besos.

Nuria. dijo...

completamente de acuerdo con el anónimo. uno cuando miente solo se engaña a sí mismo.
un saludo.

oso kenny dijo...

la vida es asi muchas veces nos ilucionamos creyendo cosas que son buenas pero la realidad es otra y no es tanto que nos duela el darnos cuenta si no que nos duele saber que viviamos en el error pero sabes, de las caidas se aprende...

saludos!!

muy buen blog

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Esta tarde iré a ver a la Orquesta de la BBC y a Hilary Hahn en el Auditorio Miguel Dlibes. Mañana, en el mismo sitio, iré a la final del Frechilla-Zuloaga. ¿Nos veremos?

ArtHista FyL dijo...

El dolor proio se cura, aunque sea con el tiempo, el ageno se sella como una impronta permanente que no se borra con el paso de los años.

No se que de que te habras dado cuanta que tanto duele pero seguro que se te pasa...

Un beso!

Nuria. dijo...

Diego, estoy en un curso de ópera en Salamanca, asi que este finde no voy a Valladolid.
ya me contarás como han ido los conciertos... tienen muy buena pinta.
un abrazoo!

Patry dijo...

Bueno, claro que duele...pero lo que no nos mata nos hace mas fuertes no¿?
Un besito pekeña!!!!