viernes, 8 de febrero de 2008

¿Por qué el número de compositoras es menor al de compositores o hay relativamente pocas mujeres que toquen el saxo, la batería o se dediquen al jazz? ¿Por qué se presume tan a menudo de la existencia de músicas que rezuman esencialismos nacionalistas? ¿Por qué unas músicas se codean con el whisky mientras otras lo hacen con el vino de mesa, los chatos baratos o la litrona?
La base en común de estas tres cuestiones sería: los procesos de creación de categorías sociales a partir de las cuales entendemos nuestra realidad, y la función de regular las relaciones entre los individuos.

3 comentarios:

smilysmiles dijo...

Una de mis mejores amigas,pianista,acaba de salir del armario y está por fín con el saxo de su vida...que siempre lo habia querido tocar, y está tan feliz con su "soplófono"de un lado a otro.
jejeje.

p.d.me temo que no podré quedar esa semana,estoy hasta arriba de cosas y el examen de acústica me mata...a ver si en otra.
un beso!!

smilysmiles dijo...

Jo,acabo de leer tu comentario...me temo que esta semana es imposible,la tengo toda encajada entre clases,mis clases,ensayos,etc... y no puedo...semanas de audiciones y examenes que se juntan con agobios varios.
Avisame la próxima vez a ver si hay suerte.

Besos y lo siento.

Robermulder dijo...

Pues si la verdad, es ke no se puede clasificar la musica en base a si estoy tomando un vino o un pincho, la musica es algo expresivo, original y pretender clasificarla asi seria como decir que en un funeral solo se puede oir el requiem de mozart o el himno del pais...y que en una fiesta de soltero solo se puede oir la banda sonora de "Nueve semanas y media" la musica en base a eso es inclasificableee. y querer clasificarla es como kerer meter a un tigre en una perrera..es imposible...tiene ke estar libree... ;) Un beso Marta y espero ke te vaya mu bien todoo