jueves, 30 de junio de 2011

hombres...


Tengo una amiga que está sufriendo por amor o desamor, todavía no lo tiene muy claro. El caso es que su vida iba bien hasta que el tipo con el que estaba ha comenzado a actuar de forma extraña y a marcar distancias, vamos que el chico está en modo matrix. Lo de actuar de forma extraña, evidentemente, es subjetivo. Igual el chico no ha hecho nada raro, pero como en el testimonio en el que me baso es el de mi amiga, pues nos lo creeremos. Entonces ella, que lleva una racha extenuante de desencuentros con el sexo opuesto, se pregunta si se enamorará de alguien en el futuro y ya si eso que sea un amor de estos correspondidos. Yo le digo que la próxima relación no tiene porqué salir mal y ella me dice que tampoco tiene porqué salir bien. Así pues, la acumulación de desencuentros no tiene porqué desembocar en un encuentro. Asimismo la acumulación de desgracias no tiene porqué desembocar en una alegría. Sé que esto suena desesperanzador pero el destino o la suerte es un misterio del cual apenas tenemos claves… porque nadie es perfecto… y en cosas del amor ¡menos!

2 comentarios:

Andsha dijo...

Uy... cada pareja es un mundo y comerse tanto la cabeza es inevitable pero independientemente que salga bien o salga mal tenemos que ser conscientes que quien no arriesga no gana.

Digo yo que después de muchos golpes con la pared habrá alguno de dichas rachas que no sea un golpe. De cada relación se aprende así que cuando no queda más por donde coger -las relaciones son de dos, no de uno- toca coger lo aprendido y guardarlo en el archivador de experiencias vividas y no buscar fallos por aquí y fallos por allá; vivir en el pasado es lo peor que se puede hacer.

Lo malo es que antes se dan cuenta los de tu círculo que tú misma de las cosas pero c'est la vie unas veces se ganan y otras se pierden y en las relaciones de pareja no está todo escrito.

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Ya te digo... en las relaciones de pareja no hay nada escrito!! ¿por qué los hombres no vienen con su manual particular?
Sí, normalmente la persona que está implicada no percibe la realidad al cien por cien, pero para eso están los amigos para aconsejar!
Y vivir de recuerdos es: la perdición.
Un beso enorme y me quedo con "el que no arriesga no gana!" :)