sábado, 26 de noviembre de 2011

Sociedad!!!

El viernes pasado decidimos por unanimidad no salir de casa. A pesar de ello fuimos a la casa de un amigo mío de toda la vida el cual te deja KO en todas las situaciones (pero esto, es otro tema). Y ahí estábamos mis compañeros de piso y yo, intentando poner un toque de humor a la vida, cosa que conseguimos a la primera, pues estábamos presenciando una conversación un tanto acalorada, eran mi amigo y su novia, vamos un fiestón (la cosa no pintaba mal… ¡pintaba muy mal!), su barrio parecía tranquilo además de ser un contenedor de aburrimientos vitales y ansiedad etílica en el que los asistentes vomitan, mean, escupen y chillan, para unas horas después, volver semiinconscientes a la tranquilidad e higiene de sus hogares.

Los tapones para los oídos son, junto al pelador, el mejor invento de la humanidad, aunque en noches como esta no nos sirvieron de nada.

Escucho los gritos asustados de los testigos de una pelea. Un coche de policía llega demasiado tarde. O demasiado pronto para el próximo incidente.

Una chica se arranca por bulerías frente a nuestro balcón. Tengo sueño y la espontánea carece de talento. Quiero matarla. Canalizamos nuestra violencia encendiendo la TV, que parece programada exactamente para eso.

Mi compañera de piso se fuma un cigarro en el balcón y observa el horizonte velado por el botellón. Llueve sobre la capa impermeable del exceso. Las gotas no disuaden a las decenas de personas que se congregan para arrastrar su adolescencia por las esquinas. Dos chicas lloran abrazadas con un brick en la mano, exaltando su amistad. Preveo resacas terminales.

Un tal José llama a un tal Germán para decirle que es un soso por no unirse a la fiesta. “¿qué haces en la cama, tío? ¡Si no son ni las cuatro!”. Dan las cuatro y a nosotros nos gustaría poder dormir. El tal José nos diría que somos unos sosos. No tendría intención de contradecirle. Lo somos.

Una chica comenta a sus compañeras que lleva dos días bebiendo sin parar. Lo repite lo menos seis veces en el tramo que recorre desde la calle hasta la plaza. El gesto desencajado y la torpeza de sus frágiles movimientos, indican, tristemente, que no miente.

Son las cinco de la mañana. Unos veinte jóvenes cantan a todo pulmón cumpleaños feliz. Pero la cosa no acaba ahí, luego siguen con Es un muchacho excelente. Rezo para que no empalmen con feliz en tu día. El excelente muchacho despide la jornada con un humillante strip-tease.

Crónica social de una noche infernal esto invernal...

¡¡Que viva el despiporre!! ;)

17 comentarios:

Ene dijo...

¡¡¡que viva, pues!!!
Besos, guapa.

C. dijo...

Siempre hay noches muy WTF. Pero bueno, lo positivo del asunto es que por lo menos, no se olvidan y se pasan rápido con la de cosas incoherentes que te encuentras.
Un besito.

Anónimo dijo...

Por qué me dices esas cosas... dos lágrimas gordas han rodado por mi mejilla, has presentido mi estado de ánimo. El reino de la musica es el corazón... gracias. N.

Un abrazo fuerte.

Aloe.

kelly dijo...

Ah, pues yo también soy una sosa... No me gustaría estar ni en vuestra situación ni en la de los del botellón, paso de esas movidas...

Elendilae dijo...

Ese edificio está en Praga! yo le saqué una foto cuando estuve de viaje de estudios ^^

Jajajaja, me ha encantado tu texto porque yo muchas veces también me paro a observar esta fauna nocturna, y a veces no sé si reírme o llorar... :/

Un besito!

Lapislazuli dijo...

Nochecita!! que bueno es el silencio. Un abrazo

MissKowalski dijo...

El amigo que te deja K.O en cualquier situación...me suena! jajajaajaj sigue en sus trece? me encanta leerte contenta :)

un abrazo

Odd Bu, un look intelectualmente gafotas y su alter ego dijo...

Jajajajaja! Noches que en las que planteas a ver qué coño estás haciendo con esos seres que tú inocentemente llamas amigos... Sí, suele pasar... Jajajajaja!

alvarodrv dijo...

Despiporre! :D

Forgotten words dijo...

Que buena entrada jajaja La verdad que me he reído mucho porque todos hemos visto como personas que no levantan dos palmos del suelo se creen way por las que se entallan y encima hacen gilipolleces como las de los striptease jajaja

elinmigrantedelosversos dijo...

Me ha gustado tu crónica, como has relatado un viernes por la noche cualquiera. Pero me quedo con la foto y especialmente con su ciudad. Quizás cuando abras los ojos descubres que es ahí donde te están esperando detrás del otro lado de la mesa y con un café:)

Besos

Ana Pepinillo dijo...

La verdad es que cuando somos nosotros los que estamos en la calle no tenemos nunca en cuenta a los que están en casa, espero que este finde sea mejor. besitos y ánimo.

GINEBRA dijo...

Doy gracias porque mi barrio es tranquilo y lejano a esos saraos botelloneros con hormonas maceradas en calimocho... ya tengo bastante con el instituto (ahí quieren contarme , que no les dejo, precisamente la jugada del finde, más o menos lo que tú narras, pero desde la otra acera:)
Besos

raúl fdz pacheco dijo...

dan ganas de irse al campo, verdad? a pastorear ovejas, en total tranquilidad. ánimo!!

ATENEA dijo...

Escenas lamentables que ocurren con demasiada frecuencia. A eso le llaman divertirse???
La crispación por no poder dormir tuvo que ser desquiciante.
Me gusta cómo has contado "tu viernes noche".
Besos!!!

deWitt dijo...

Pues ya tengo una edad y leyéndote me estaba dando todo tanta pereza que me confieso más soso que salado y orgulloso de serlo porque que me quiten lo bailao!!

Biquiños

Sory Escudero dijo...

Me uno al grupo se los sosos sin dudarlo...y yo que hoy me quejaba de soledad....bendita soledad!!!
Besos preciosa