viernes, 14 de octubre de 2011

Palabras


Es curioso cómo uno está convencido de que se explica pero resulta que nadie le entiende. ¿Por qué todo se malinterpreta?

Somos millones de seres humanos, cada uno con sus cosas, creyendo compartir un “idioma”. Pero no. Cada ser humano tiene un idioma diferente. Y las palabras a menudo ensucian la comunicación, a pesar de que ya se sabe que una mirada vale más que mil palabras…

Palabras ¿cuántas pronunciamos al día?

¿Cuántas cosas decimos en el peor momento? ¿Y cuántas de ellas a la persona menos adecuada? ¿Cuántas palabras quedan omitidas cuando son necesarias pronunciarlas? ¿Cuántas veces sale nuestra voz con honestidad? O ¿Cuántos “te quiero” hemos oído que no sonaban a nada? ¿Cuántos “te odio” llegan como un “te quiero”? ¿Cuántos “te conozco bien” hemos escuchado del que vemos como a un desconocido? ¿Cuántas crisis hemos provocado con apenas dos frases? Hablas con cariño y la otra persona lo percibe con desprecio; hablas con desprecio y la otra persona no se da por aludida (y mira que lo has intentado…). ¿Por qué todo se malinterpreta? ¿Y qué hay de los sms? Te llega un sms y piensas: qué ridículo! Y a lo mejor, la persona que lo mandaba lo escribía de cachondeo tratando de sacar una sonrisa al otro, pero no, el receptor lo interpreta como lo más ridículo que ha recibido en todo el día y ahí es donde se crea el conflicto. ¿Por qué seguimos malinterpretando todo?

No hablas y la otra persona descifra tú silencio de forma errónea sin tener en cuenta que es el sonido más profundo. Hablas y para los demás es como si no dijeras nada. Callas cuando lo crees correcto y resulta que tenías que haber dicho eso que no sabes que tenías que decir. Hablas pero, claramente, lo más inteligente sería haberte callado. Pronuncias un “te quiero” cuando el otro necesita aire fresco y espacio, un “mejor lo dejamos” cuando reclaman tu apoyo más que nunca. Un “ya te llamo yo” como un “no me llames tú”. Un “qué piensas de esto” cuando la otra persona había conseguido dejar de pensar. No preguntas por no sacar ese tema tan “delicado” y no es que sea un tabú para ti, sino simplemente es “delicado” y a lo mejor la otra persona está deseando que lo saques a la palestra. Un “estoy reunida, ahora no puedo hablar” cuando el otro está a punto de arrojarse por el balcón. Un “no te preocupes por nada” cuando el otro no estaba hasta el momento preocupado. Un “estoy aquí para lo que necesites” cuando el otro lo que necesita es que no estés ahí. No llamas por respeto y se recibe como indiferencia. Un “tengamos un hijo” cuando la otra persona se dispone a dejarte. Un “te necesito” al inmaduro. Un “esto sabe raro” al hipocondríaco. Un “quiero estar solo” al inseguro. Un “te invito a una caña” que suena a un “cásate conmigo”. Un “nada puede ir peor” cuando a tus espaldas se está desatando un tsunami. Un “déjame en paz” cuando lo correcto hubiera sido “dame un abrazo”.

Palabras, palabras fuera de lugar, palabras lanzadas con cerbatana, palabras que lo cambian todo o que no cambian nada, palabras disfrazadas de otras palabras. Vamos a tener que afinar nuestra intuición y entonar nuestros silencios… vamos a tener que ser un poco más listos para poder sobrevivir en esta Torre de Babel formada por palabras… vamos a tener que mirar siempre el vaso medio lleno porque no siempre acertamos y normalmente malinterpretamos al otro… pero, nadie es perfecto!

Esto es todo lo que tenía que decir… ahora a saber lo que habéis entendido, que tengáis buen día : ) : )

http://www.youtube.com/watch?v=D_pJEaXPgTg

18 comentarios:

Laira dijo...

¿Hablar?¿callar? ¿qué palabras utilizar? ¿me habré pasado? ¿me habrá entendido?...esa es la tónica de nuestra vida.Y más con la comunicación por teléfono, por correo, por sms...donde no puedes descifrar con una mirada si lo que dice es en broma o en serio.
Yo todo esto lo digo en serio, fuera cachondeo.
1 beso.

Andsha dijo...

JAJAJA Es necesario expresarlo con palabras?

"Y entonces viene la necesidad de desahogar en las palabras... esas en las que buscas refugio, esas que a veces te vuelven la espalda con la incapacidad" (un pequeño comienzo de una entrada que terminó en borrador ^^)"

http://www.youtube.com/watch?v=dWBt7qP1X-g

¡Este hombre sí que sabe mimar las palabras!

raúl dijo...

hasta que no lleguemos a la telepatía perfecta, como los extraterrestres, tendremos que conformarnos con las palabras, esquivas, resbaladizas, polisémicas, para tratar de hacernos entender. parole, parole, paroooole!

deWitt dijo...

jajajaj! Pues yo te he entendido perfectamente. Aquí uno al que se le han malinterpretado sus tonos (quizás con razón) sus silencios (que los necesita) sus sms (aquí es el "otro" el que pone el tono que le place)...Complicado, muy complicado lo de la comunicación...menos aquí: esto comparado con la "vida real" es un remanso de paz. Así de gusto!

Muacks

pd: jajaja, fíjate, la palabra que tengo que introducir para dejar el comentario es "bableo" de "blabear", supongo ;-) bla bla bla!

Saraa dijo...

Dios.. sin palabras
has echo que me olvide de todo, has echo que me suma en tu lectura, has echo que entienda eso que antes no entendia

Quedecir?
Como se lo tomara?

En serio, me ha encantad esta entrada. ERES GRANDE :)

kelly dijo...

Hablar, hablamos mucho, lo malo es de lo que hablemos.
Se malgastan palabras, se malgastan siendo falsas, despreciables y tal vez incoherentes... ¿por qué? No hay respuesta, somos así...

ATENEA dijo...

Dicen que no hay palabra mal dicha sino mal entendida. Las palabras son tan necesarias como los silencios, lo que importa es que el interlocutor quiera entender, porque sino se pueden volver en contra.
Te has explicado muy bien y me ha gustado mucho esta entrada.
Besos !!!

MissKowalski dijo...

Una vez una polaca casada con un español me dijo "lo peor no son los problemas de idioma, son los problemas de palabras" refiriéndose precisamente a esto, a lo difícil que es decir la palabra precisa en el momento perfecto.

Ya no tienes a spiderman en mi blog, toma-yá! jaja

Odd Bu, un look intelectualmente gafotas y su alter ego dijo...

Te comento aquí para no marearte. Sí! Ya he visto que nos tacha de cotillas cuando sólo es que nos preocupamos por su bienestar y el de los demás. Y para ello, hay que ENTERARSE. Cotillear dice... ¡Boh! Jajajajaja

La uni y eso bien, esta semana estoy teniendo 4 exámenes en 5 días... pero bueno. Digo estoy porque tuve 2 el jueves, 1 hoy y el lunes tengo el último. Eso asquea y aplatana bastante. Cuando alguien me habla de series de TV sigo pensando en series numéricas... Ains...

¿Qué tal tú? Cuéntale a tita Bu para que se ENTERE (estaba fácil).

Samotracia dijo...

¡Uauu, le entrada ha acabado echando humo!
Decimos cosas fuera de lugar o mal entendidas, o callamos lo que deberíamos gritar, sí, pero ese es el entramado de la convivencia.
Imagínate a nuestros antepasados cuando comenzaron a usar las palabras, ¡vaya lío!
Besitos.

Cris* dijo...

Es dificil entenderse, y siempre lo he pensado. También le doy muchas vueltas a cómo somos realmente. Cómo nos vemos nosotros mismos, cómo nos ven los demás, si somos la media aritmética de todo eso. Pero bueno, dentro de ese caos de la arbitrareidad en la interpretación, debe haber alguien o algunas personas capaces de entendernos más. Un beso :)

Forgotten words dijo...

Me ha encantado esta entrada, pero de verdad..Creo que dice verdades como templos, verdades que todos pensamos y sabemos pero no tenemos presentes y cuando hemos leido esta entrada nos han sacudido los recuerdos ya que nosotros hemos hecho esas cosas jajaaj

Princesa Ono dijo...

Precisamente el problema con las palabras mal dichas o mal entendidas me ha llevado a tener muchos problemas. Así que no puedo sentirme más identificada con lo que has escrito.

Sory Escudero dijo...

Todos en algún momento hemos sufrido para bien o para mal las consecuencias de nuestras palabras, en ocasiones menos mal que se las lleva el viento....
Besitos

Trini dijo...

Pues no solo te entendido perfectamente,si no que estas en lo cierto.
Esta claro que tenemos que estar mas atentos a lo que nos hablan y expresan,como equilibrar los términos,pero sobre todo valorar las palabras,sobre todo todas aquellas que van en positivo,pienso vamos..
Un abrazo.

Odd Bu, un look intelectualmente gafotas y su alter ego dijo...

Los exámenes menos mal que ya terminaron! Ahora a aprovechar estas dos semanas de tranquilidad y vuelta otra vez... Es lo que toca :) Hoy comeré con mi novio, daremos una vuelta., no es una caña pero es igual de relajante! Yay!

Tú qué tal? :)

Besines!

Odd Bu, un look intelectualmente gafotas y su alter ego dijo...

Jajajajjajaja! Yo he pasado tanto frío esta noche que he venido a la uni con un abrigo de invierno y estoy pasando CALOR! Mucha suerte con el máster :) Que vaya másterbien! Qué mala.... Espero una entrada positiva al respecto :P

calima dijo...

MALENTENDIDO:

Sale del hogar pasmado
a la calle desvestido,
va todito despeinado
y el corazón agitado
por aquel coitar cohibido.

El sutil y leve ruido
que escuchó junto a la cama,
le nubló todo sentido
y se fue despavorido
con sorpresa de la dama.

¡Caray que terrible drama!
Se dice muy apenado
por su rídícula trama
cuando su mujer reclama:
¡Estás conmigo!.¡Tarado!