martes, 18 de octubre de 2011

Un, dos, [tres].

En el concurso del Un, dos, tres me llamaba mucho la atención la figura de la pareja de sufridores que, durante todo el programa, permanecía encerrada en un cubículo y participaba de forma pasiva, junto a otra pareja de concursantes. Ellos veían la vida pasar, sin hacer nada… Y es que hay etapas de la vida de una, en las que te sientes como un jugador del Un, dos, tres. La vida pasa por delante de ti, la gente juega, se arriesga y habla cara a cara con Mayra Gómez Kemp, mientras tú sigues aislado con tus auriculares de los años 80, observando todo tras un cristal. Esta decisión suele ir detrás de la famosa frase de los más conservadores: “virgencita, virgencita que me quede como estoy”. Qué miedo nos da movernos, avanzar, tomar decisiones, arriesgarnos, cambiar de rumbo, cambiar de ciudad, terminar relaciones de pareja, comenzar relaciones de pareja, conocer gente nueva, ¡qué miedo nos da el paso del tiempo! ¡Qué miedo nos da vivir! Ya sabemos que aún quedan vicios por perfeccionar, sobre todo en los días raros, pero...

Deberíamos de lanzarnos a la piscina, sabiendo que no hay agua y a veces ni siquiera piscina… pero normalmente todo ocurre por un motivo… y hoy os invito a que ¡¡arriesguéis!! Y luchéis por lo que queráis! Sin miedo a nada… y a nadie ;)

24 comentarios:

Sory Escudero dijo...

El miedo nos atenaza, es muy difícil superarlo pero habrá que intentarlo.
Besos

elinmigrantedelosversos dijo...

Cuánta razón tienes, tristemente en ocasiones el miedo nos mantiene en jaque más de lo que nos gustaría, y a la vez ese es el camino, aprender a vivir sin miedo. Me gusta el optimismo de tu post.

Por cierto gracias por tus comentarios, me hicieron pensar, sobre todo el de las preguntas, y aunque no tenga la respuesta exacta, creo que si hiciéramos lo que preguntas todo nos iría mejor.

P.D: Ojalá estuviera en España, porque esas entradas no se me escapaban, si suenan bien en youtube no me los quiero ni imaginar en directo, deben de ser una pasada:)

Besos:)

Laira dijo...

Lo que pasa esque sin agua en la piscina me da miedo tirarme y quedarme chafada...quizás si cierro los ojos.
Tienes toda la razón, los cambios dan miedo.
Besitos.

MissKowalski dijo...

me encanta tu reflexión, aunque yo creo que a todos en algún momento se nos da ese empujón mágico para provocar un cambio. Incluso conozco personas megaestáticas que lo han hecho, así que creo que puedo afirmar que a todos nos llega la hora

me encanta la metáfora un,dos,tres... :)

Odd Bu, un look intelectualmente gafotas y su alter ego dijo...

A veces es arriesgar, otras veces hacer el gilipipas y no siempre es fácil discernir entre una y otra. En muchos casos también frena el "¿Qué dirán?"; un "¿Qué dirán?" que no debería ser decisivo ni mucho menos. Pero si nos da miedo el cambio, saltar a la piscina como tú dices, por lógica también nos da miedo cambiar, ¿no? Lo cual dificulta todo el proceso así como un cojón.

raúl dijo...

a por el piso en torrevieja!! :P

kelly dijo...

Pues yo en estos momentos estoy tan cansada de mi rutina, no me pasa nada... y si me pasa no es bueno... Quiero cambios, cambios buenos

Samotracia dijo...

Pues, ea, allá voy ¡¡banzaiiii!!
PD: Suelo hacer caso a mi cuore. Besitos.

Saraa dijo...

El miedo es lo peor, pero si te das cuenta los niños no tiene miedo de arriesgar, lo niños quieren evolucionas, lo adultos no quieren cambiar.

Y todo esto es por miedo.

Por que la vida es una obra de teatro, asi que no dejes que la obra se quede sin aplusos:)

Buenisima entrada!

Mariia dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con esta entrada, contigo! :)
De hecho creo, que ese miedo sólo se supera pasándolo y viendo que arriesgando hay muchas más posibilidades de disfrutar. Porque como dice el dicho "Quien no arriesga, no gana" :)

Cris* dijo...

Yo creo que nadie tiene fuerzas para luchar eternamente. A veces uno sabe lo que quiere y va a por ello, otras busca qué es lo que le llena y otras, se deja llevar, sin más, quizás como esa pareja del 1,2,3 (aunque jamás he visto ese programa)

la reina del mambo dijo...

El miedo es el peor de los acompañantes en la vida, lo sé; ha sido mi compañero ... y sin embargo lo mimamos!!!
Es difícil dejarlo atrás.
Un beso

GINEBRA dijo...

Bueno, tanto como lanzarse sin agua o sin piscina!!!! Yo soy algo más pragmática y me lanzo sólo si sé que no voy a estrellarme, pero no te creas, suelo arriesgar siempre algo!
En fin, que hay que vivir como cada cual quiera hacerlo, nadie puede imponerte nada, cumple las normas, respeta y sé feliz. Sencillamente.

Me hizo mucha gracia el comentario de Raúl en referencia a aquellos apartamentos tan suculentos!!!!

María/A cualquier otro lugar dijo...

Es verdad, qué miedo nos dan los cambios. Y, sin embargo, son lo único que nos permite avanzar :)

¡Besos!

alp dijo...

Macho has dado en el clavo...un abrazo desde Murcia..y cuánto tiempo de ese programa...por un apartamente en la Manga del Mar Menor....

Lu.- dijo...

Si, el miedo nos paraliza!
PD:Me encanta vetusta morla :D
Besos

TaliA-μιριαμ dijo...

El final de tu entrada hoy me da más fuerzas, hoy que necesitaba un empujón me ha encantado leer como animas a que arriesguemos sin miedos... Gracias, muchas gracias, hoy era eso lo que me hacia falta.
Como ves, no he estado por aquí ni por mi blog, espero que no vuelva a suceder.

Un besazo y buen fin de semana :)

Robermulder dijo...

Enhorabuena!! ```por ti blogg cada vez me parece mas interesante!!! un besazo muuy grande guapa y a ver si tomamos algo!!!! :)

calima dijo...

Que bonito y que razón tienes. Dan tanto miendo tantas cosas y que luego ese miedo no sirve nada más que paralizarte. Así es como nos pasamos parte de la vida. Muy buena entrada, Enorabuena.

ATENEA dijo...

Yo soy de las que le doy muchas vueltas a la cabeza antes de tomar una decisión, pero también es cierto que una vez que decido hacer algo ya no lo pienso más. Hay que avanzar, no se puede quedar quieto.
Bonita y animosa entrada.
Besos!!!

Robermulder dijo...

Como bien dice el gran Fito es la mano y no el puñal, y la mano tiene miedo, la inseguridad en la toma de decisiones ciertamente nos puede llevar por caminos inóspitos, y con cada decision que tomamos creamos la realidad nuestra y la de los demas asi que por eso a veces tenemos miedo....

El miedo, lleva a la inseguridad, y luego a la ira, y esta al lado oscuro de la fuerza!!! ;)

Gran entrada!! Un beso muy grande!! ;)

La sonrisa de Hiperión dijo...

hay que tirarse a la piscina, cada mañana...

Saludos!

Mandarina dijo...

Que entrada tan curiosa...El miedo es un asco, y lo peor es el miedo al propio miedo, a saber que si tomas una decisión lo vas a pasar mal...me gusta la iddea de tirarme a la piscina aunque haga frío!

Matías dijo...

Movilizante. Estas palabras tuyas harán bien a muchos, lo sé.

saludos!