lunes, 9 de enero de 2012

Bailemos^


-Cuando hablo de él, hay música en mi cabeza.

+Lo sé, no hay nada mejor que el amor. Es como bailar un vals; un vals lento como si fueras una tortuga.

16 comentarios:

Odd Bu, un look intelectualmente gafotas y su alter ego dijo...

Dímelo a mí que hoy he vuelto a ver al Sr. del Faro y estoy así como eufórica :) Él se ríe de mí. Mi familia se ríe de mí... ¡Detalles!

Diría lo de "Ande yo caliente...", pero en este contexto se podría malinterpretar jajajaja!

Espero que tú te sientas igual :) Besitos, guapa!

kelly dijo...

Se supone que todos tenemos una oportunidad sobre él ¿no? Supongo que cada quién tendrá su comparación propia :)

Saraa dijo...

IN-CRE-I-BLE *_________*

ATENEA dijo...

Sentir un amor a ritmo de vals ? Maravilloso!!!
Un beso, guapa!!!

C. dijo...

¿Eso es del libro El vals lento de las tortugas? Si la respuesta es aformativa, ¿estça bien?

Aloe dijo...

Es muy cierto el baile es otro lenguaje que dice muchas cosas y también es parte del corazón.

Buen a semana, beso :-))

Aloe.

AmanecerNocturno dijo...

Música en la cabeza, en el alma y en todas partes. El amor, señores, que nos hace bailar a todas horas y en todas partes.

Andsha dijo...

Entonces, Nome, ¡reinventa el amor!

raúl fdz pacheco dijo...

el "take this waltz" de cohen, sería el ritmo de esa ensoñación amorosa, por ejemplo

Layna dijo...

Todo en la vida tendría que presentarse envuelto con amor, con mucho amor.
A ritmo de vals suena ideal

deWitt dijo...

¿bailas?
prometo no pisarte...

Ays!! Cómo nos gusta bailar...jajaja!

Biquiños!!

Nerea dijo...

¡BAILEMOS!

Mandarina dijo...

Pero vals vienés? me encanta el baile de salón así que la comparación no ha podido llegarme más!

Forgotten words dijo...

Que gran entrada ;) No hay nada como tener tu propia banda sonora con la persona que ocupa gran parte de nuestro corazón, por no decir que es el dueño absoluto de el :)

elinmigrantedelosversos dijo...

Disfruta bailando y que no pare la música, seguro que te sentirás muy bien.

Besos

Rayén dijo...

No hay nada mejor que esa música, la del corazon...que la música de la vida misma.

Me encantó tu blog.

Abrazos.