viernes, 20 de enero de 2012

Charada**!!!

Lo curioso de los planes es que no tienen en cuenta lo inesperado. Así que cuando nos tiran la pelota, tenemos que improvisar. Por supuesto, algunos de nosotros somos mejores en ello que otros. Algunos tenemos que llevar a cabo el plan B… y hacerlo lo mejor que podamos. Normalmente, aunque no lo sepamos lo que queremos es exactamente lo que necesitamos. Pero a veces lo que necesitamos es un nuevo plan.

17 comentarios:

AmanecerNocturno dijo...

Muchas veces nos cuesta darnos cuenta de cuándo necesitamos un nuevo plan, e insistimos e insistimos con el antiguo indefinidamente, sin obtener ningún resultado y frustrándonos infinitamente.Odio esas veces.

Una entrada reflexiva, me ha gustado mucho. :)

Laira dijo...

Los planes son tan relativos, nunca salen como una espera,hay que tener varios alternativos y elegir el mejor.
Miles de besines.

deWitt dijo...

Sabes que hoy se cumplen años de la muerte de Audrey??

Muacks

Sergio dijo...

Precisamente hoy se cumplen 19 años de la muerte de esta dulce mujer.

la reina del mambo dijo...

La improvisación es divertida, a veces :).
Me ha gustado el vídeo, no los conocía!
Un beso

raúl fdz pacheco dijo...

B, C, D... hasta la Z tenemos un montón de oportunidades, hasta que los planes, como decía hannibal, salgan bien y quedemos encantados!

Eloy dijo...

Charada la tengo para ver desde hace tiempo pero nunca es el momento ideal para verla xD
en cuanto a los planes, medio citando a Hannibal Smith, yo odio cuando mis planes no salen bien jeje

Samotracia dijo...

La vida tiene sus propios planes para cada uno de nosotros, a veces coincide con los nuestros; la mayor parte del tiempo no.

Andsha dijo...

Completamente de acuerdo. Sólo hace falta un plan para que la vida juegue a troncarlo y pase todo lo contrario o parcialmente lo no planeado... pero ahí está la cuestión, en el deseo.

Desear que algo pase es, en mi opinión, el fuel de la vida, lo que hace que te levantes cada mañana y esto lleva a los planes...lo que pasa es que hay que ser consciente que hay cosas que escapan a nuestras manos y sólo basta un susurro para destruir lo construido pero, en este caso, a diferencia de la arquitectura, no es solamente lo bien hechos que estén los cimientos con los que se ha construido el edificio sino más bien cuán bien están los cimientos del arquitecto para soportar la caída de su obra.

Así que ya a partir de ahí a construir de nuevo. Pasa buen fin de semana, que son fiestas! (Al menos por estos lares) mwaahahaha!

kelly dijo...

Sí, a veces es bueno un plan nuevo.

Pitt Tristán dijo...

Si no te ha sorprendido nada extraño durante el día, es que no ha habido día.
Buen blog.

Mandarina dijo...

Uffff esa película...que mal lo pasé viéndola! (Esque adoro a Cary Grant)

C. dijo...

Lo inesperado es a veces el mejor plan.

Esteer dijo...

Me encanta!!

Es cierto que a veces los planes no sirven de nada..porque nos sale todo al revés.

besos!

Ŧirєηzє dijo...

exacto...
es asi tal cual... muchas veces nos empeñamos en imposibles..
aveces lo mejor es empezar de nuevo..
bonito post...

un abrazo

Odd Bu, un look intelectualmente gafotas y su alter ego dijo...

Jo, llego cuando todo el mundo ha dejado todo dicho. O más bien, todo lo coherente. Así que mi aportación personal es:

"Chincha larincha y come salchicha". No, eso suena mal. Mejor no te chinches y come atún :)

gabriela clavo y canela dijo...

en mi tierra tenemos un dicho:

"el hombre propone,
dios dispone
y ahi tú si te pones!!!"

saludos cordiales.

g